lunes, abril 09, 2018

DÍA DE LAS VÍCTIMAS





El 9 de abril es una fecha simbólica de Colombia porque se conmemora el asesinato del político y caudillo popular Jorge Eliecer Gaitán en 1948, suceso que muchos historiadores coinciden en señalar como el comienzo de la violencia política y los conflictos armados modernos del país. Por tal razón este día fue elegido por el Congreso de la República para aprobar, a través de la Ley de víctimas sancionada en el año 2011, la realización de un "Día Nacional en Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado" como acto simbólico y de toma de conciencia frente a los sufrimientos que ha causado la violencia en la historia de nuestra patria. Al mismo tiempo, que sea una oportunidad para rendir homenaje a todos los afectados e implorar por la no repetición de estos hechos violentos.

Donde hay poca justicia es peligroso tener razón.
(Francisco de Quevedo)

PESADILLA

Sobre mi sien el gélido cañón
de una pistola lo sentí punzante,
vi pasar mi existencia en un instante
y vi, también, las tablas del cajón.

Quiso la parca darme un aventón
poniendo su guadaña por delante,
de manera violenta y humillante
a nombre de una tal insurrección.

Mas no era tiempo de la despedida
  mi Dios me permitió seguir con vida...
para dar testimonio e implorar

que jamás se repitan estas cosas
y puedan retornar las mariposas 
de las flores sus mieles a libar.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Triste realidad.
De de la Internet.


28 comentarios :

  1. día de la VERDAD,JUSTICIA MEMORIA, esto ultimo es imprescindible!
    gracias MÁSTER
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  2. Duros versos que llevan a esa "pesadilla" que se desliza de los mismos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Desde la esperanza, espero que la violencia de todo tipo sea desterrada de la Humanidad.
    Amigo Rafael, esto es más un ferviente deseo que un convecimiento, pero aquí queda mi condena y rechazo a los maltratos de todo tipo.
    Magnificos versos que reflejan una muy triste y penosa realidad.
    Gracias por traerlos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Testimonial soneto no falto de magia. Impecable como siempre, Rafael.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ojalá aprendamos de una vez a convivir en paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una fecha en nuestro país para conmemorar, para recordar y no volver a cometer los mismos errores.
    Gracias por rus versos Rafa, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Precioso y muy emotivo Rafael y yo también se lo dedico a todas las víctimas del terrorismo en España y de todo el mundo.sueño con ese día en que la paz se establezca definitivamente entre nosotros y no haya más víctimas de esta terrible violencia que nos está amenazando contínuamente.Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me uno a este hermoso post dedicado a las victimas de guerra.Pensemos en esa paz deseada...quizás algún día!!!
    Un abrazo Rafael

    ResponderEliminar
  9. REalmente el titulo de Pesadillas esta muy bien empleado
    El tema es que con el tiempo esas conmemoraciones se empiezan a poner un poquitin violentas
    Esperemos que no sea asi por tu bello pais
    Soy de la idea que hay que hacer el debido duelo y tomar ejemplo para que no vuelvan a suceder
    Que la Paz y Cordura sean la bandera para el entendimiento entre los seres humanos, que conmemoremos uniones y templanzas
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Me uno a tu entrañable y bello homenaje a las Víctimas del Conflicto Armado, Rafael...Tu magnífico soneto nos hace reflexionar a todos sobre la importancia de la paz y la fraternidad humana.
    Mi felicitación y mi abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  11. Qué hermoso soneto, Rafael, un verdadero grito, canto, himno, por las víctimas, por los que nada tienen que ver con las armas y la violencia. Mi felicitación y mi cariño. También mi admiración por tu poesía. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Pasan los años y no aprendemos, pero es importante no olvidar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hasta cuándo podremos respirar paz en los pueblos. Recordamos a esos grandes personajes, pero luego es otro y otro y... sin fin, la injusticia sigue.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  14. Una intensa commemorazione per vittime innocenti, in bei versi
    Un saluto,silvia

    ResponderEliminar
  15. Mi saludo solidario para vos, tu sentido poema y todo tu pueblo, Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Me uno a tu gran homenaje.
    Que siempre haya paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bonito homenaje a tu tierra.
    Disculpa que no haya correspondido a tu visita antes, he estado un poco mal y no me he puesto en el ordenador para nada.
    Un abrazo, feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Realmente una pesadilla Rafael, pero tu soneto es una hermosura versificando esos instantes tan intensos.
    El último terceto es muy hermoso.
    Felicitaciones por tu buen hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Estremece el texto, Rafael, porque instantáneamente se le relaciona con las malas noticias que desde hace tantos años nos llegan de tu querida Colombia. No sé si tu escrito representa una experiencia personal, pero aun cuando no lo fuera uno se pone en el pellejo de quienes vivieron en carne propia la intemperancia del bandidaje armado.

    Con la esperanza que podamos seguir hablando en pasado de tanta barbarie, te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Esteban, es una experiencia personal acontecida hace unos veinte años y que fue realizada por miembros de un grupo insurgente que operaba en las cercanías de mi pueblo natal... cosas de la tal lucha armada.

      Gracias por tus palabras, un abrazo.

      Eliminar
  20. Maravilloso soneto Rafael, eriza la piel, parece que no queremos aprender que la violencia no con duce nada más que al miedo y al sufrimiento. Me uno contigo a este homenaje que haces de tantas victimas inocentes que vertieron su sangre por sus ideales.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  21. Rafael, el 9 de abril es una fecha histórica para Colombia. Los conflictos del veinte y principios del veintiuno, tienen su origen, en el bogotazo, que recrudeció la violencia en el país, y llevó a la insurgencia popular, primero como autodefensas campesinas, y luego como guerrillas, y de ahí seguimos matándonos, privilegiando la oligarquía en el poder, generando injusticia, más brecha social social, y la virulencia no para, por eso esta fecha del 9 de abril, citándote ""Día Nacional en Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado" como acto simbólico y de toma de conciencia frente a los sufrimientos que ha causado la violencia en la historia de nuestra patria."
    El soneto, impecable.Un abrazo desde este aprecio. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, lo resumes muy bien: la virulencia no para, seguimos en las mismas, a pesar del tan sonado acuerdo de paz.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. El arte del poeta puede abarcarlo todo y tú lo logras con este maravilloso soneto que llega al corazón del lector.
    Nadie escarmienta en cabeza ajena y la violencia sigue y no encontramos el modo de acabar con ella.
    Ojalá algún día se imponga la cordura.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  23. Buen día Maestro, como siempre felicitarlo por sus poemas y bellos versos. aprovecho para invitarlo con un corto poema que será publicado en una pagina virtual para la celebración del día mundial del arte, mi correo (pilonieta rugelesmario@gmail.com) un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Un poema salido del alma, diría de las tripas. Estremece al imaginarlo e indigna que todavía sigan las injusticias en América Latina. Me solidarizo con los protagonistas de tales hechos. Abrazo

    ResponderEliminar
  25. Dios quiera, Rafael, que los desquiciados que ensombrecen la paz en la frontera colombiana con Ecuador, no se salgan con las suyas.

    Abrazo chileno.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog