viernes, octubre 13, 2017

TRAS LA VENTANA





Ahí estaba él, absorto tras la ventana, mirando caer la lluvia. Era una tarde fría, de esas que invitan al "arrunche", pero se hallaba solo, inmensamente solo. De pronto, como dibujado por las gotas de la lluvia sobre el cristal, pudo ver el rostro de su amada ausente... aquella inolvidable mujer que el destino le había arrebatado tiempo atrás. Se sintió atrapado por un delirante frenesí, imaginó tenerla entre sus brazos, pudo percibir su perfume y un temblor extraño invadió su cuerpo. Así permaneció por largo rato hasta que, el destello de un rayo, lo regresó a la realidad: la triste realidad de su amarga soledad.

Y sin embargo, el amor persiste.

BELLA ROSA

En una tarde gris, triste y brumosa
cuando el cielo de negro se vestía:
creí tu rostro ver, mi bella rosa,
en medio de la lluvia que caía.

Fue una grata visión, maravillosa
cual instante de mística armonía;
contemplando tu faz tan primorosa
mi corazón con ansiedad latía.

Sumido en el soñar de mis antojos
sentí en el cuerpo escalofrío leve,
y una gota de lluvia que corría

por el bordillo de tus labios rojos
besó de pronto, de manera breve,
tu dulce boca... la que fuera mía.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Tras la ventana.
De la Internet.


domingo, octubre 08, 2017

50 AÑOS DE HISTORIA





El colegio fue fundado en el año de 1967 con el nombre de "Marco Antonio Mejía Gómez", bajo la modalidad académica o clásica, ante la necesidad sentida de la población estudiantil del municipio de Paz de Río, Boyacá. Posteriormente, en el año 1969, le fue cambiada su razón social por la de "Instituto de Bachillerato Técnico Industrial y Minero Integrado" (IBTIMIN) como respuesta a las necesidades laborales de la región. Finalmente, en el año 2009, se fusiona con las escuelas de primaria existentes en el municipio y pasa a denominarse "Institución Educativa Técnica Industrial y Minera" (IETIM). Durante los años 1967, 68 y 69 cursé allí los grados segundo, tercero y cuarto de mi bachillerato, pero al no estar aprobado el curso quinto, tuve que emigrar a la ciudad de Sogamoso en el año de 1970.


A MI COLEGIO

(En sus cincuenta años)

Aulas de mis recuerdos donde un lejano día
comenzara a forjarse de tu soñar la historia,
aulas donde naciera coronado de gloria
mi querido colegio Marco Antonio Mejía.

Paz de Río, mi tierra, la de raza bravía
te vio crecer ufano con fuerza promisoria,
hoy tienes en tus libros guardada la memoria
de diez lustros tallados con mágica porfía.

Industrial y Minero con vocación henchida  
cimientas el presente e incubas el futuro,
vas dejando tu herencia de vívidas alburas

y avanzas incansable por senda florecida
cual insigne viajero, que camina seguro,
en busca de la fuente de sabias escrituras.

Se erija en las alturas
obelisco en tu nombre para que puedas ser:
un impoluto templo de ciencia y de saber.

__________________




Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.



miércoles, octubre 04, 2017

LAS DOS CHIQUILINAS





Uno vuelve a ser niño jugando con los nietecitos. Eso me pasa con Martina, que cada día está más picarona, mas juguetona y más cariñosita: llega y forma la fiesta, nos llena de besos, desordena la casa y finalmente se queda dormida. Tania Liseth poco viene a vernos, pero sigue en nuestros corazones, la queremos mucho y la extrañamos... ojalá que pronto regrese para disfrutar de su grata compañía.


LAS NIETAS

I
Seis dientecitos ya tiene
Martina la cariñosa;
ríe, canta, se entretiene
y juega con cualquier cosa.

Cada vez que a casa viene
la veo más primorosa;
como en pie ya se mantiene
corre hacia mí presurosa.

Con alegría recibo
a mi hermosa chiquilina
y su calidez innata;

por el amor que percibo
cuando estoy junto a Martina
la vida se hace más grata.

II
Y... Tania sigue creciendo
ya va para cuatro añitos;
ahora poco está viniendo
pero manda cariñitos.

Mucho la sigo queriendo
por sus ojos tan bonitos;
si la pienso voy sintiendo
que cantan los pajaritos.

Ojalá que un día de estos
se acurde del abuelito
y, venga por estos lares,

con sus ojitos dispuestos
a regalarme un guiñito
que me borre los pesares.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G. 

Imagen: Martina y Tania.
Del álbum familiar.


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog